miércoles, 18 de mayo de 2016

Día cinco

Sigue nublado y salir de la cama no es fácil. Por suerte hay desayunos que motivan.
Hoy, en esta residencia, ya se dijo basta y tengo que hacer todos los ejercicios pendientes. No me retan pero casi .... Vinieron a mi mente ideas y conclusiones aunque sigo con ganas de dormir.
El campo es muy inmenso y parecería que nada existe más allá. 

Pensé que debo tener un cuaderno, un lápiz y una luz para cuando aparecen esas ideas al despertar, o en la noche. Sino son ideas perdidas. Es un gasto de energía mal canalizado que nos deja secos posteriormente. 
Así que me pondré a diseñar cómo debe ser mi "mesita de luz" ideal y a hacerla. Muchas veces no acomodo el espacio que para mi sería ideal y eso me ayuda a excusarme. Trampas. 
Yo conmigo misma analizamos mis trampas. Todos nos las trazamos, (en el próximo taller dedicaré un día entero a ellas ...). 

Esta mañana mientras me daba las tareas y un feedback sobre los ejercicios recordé un chat espontáneo que tuve hace unos meses con Vika donde ella me decía: - bueno si fueras una de tus artistas qué te dirías? En vez de ir a buscar afuera primero buscá la respuesta en vos, que si la tenés para otros seguro la tenés para vos. 
Tenía en mente dedicarme la residencia Tierra justo en el momento donde me establezco en una nueva tierra y el comentario de Vika lo terminó de definir.
Y aquí estoy, gracias Vika,

Hoy también llegó Leila,una gatita que nos hará compañía. Extrañaba a los animales.
De a poco me voy a armando de nuevo. Ejercitar el hábito y la paciencia, otro deber para mí.




No hay comentarios: